Amor NO correspondido

Amar y no ser amado es uno de lo sentimientos más dolorosos que podemos tener, sin embargo, es parte de la vida y nos ayuda a conocernos más para valorar lo que somos y comenzar, de una vez, a querernos a nosotras mismas.
Lucía y su amor Rodrigo
Lucía hace noches que no duerme bien. Bah, no duerme nada? Es que todos sus pensamientos están con Rodrigo, ese chico de ojos color café que, aunque la ha visto alguna vez por el corredor del liceo, tiene novia y para peor, ¡es divina!
Así, Lucía se siente re fea, poco querida y le parece que el único camino para la felicidad es que algún día Rodrigo la ame como ella lo ama a él? Sueña con que la encuentre y se de cuenta que la adora, la bese y tilín-tilín, final de la telenovela.
Sin embargo, la realidad es que Rodrigo está súper enganchado con su novia y Lucía no le mueve un pelín. ¿Triste historia? Sí, pero real? ¿Cuántas Lucías hay por ahí, y cuántos Rodrigos? ¡A que conocés algunos!

Cuando amás y no te corresponden, es común que idolatres a la otra persona y la percibas como a alguien perfecto. Se convierte en un objeto tan deseado, que sos incapaz de verle defectos, sólo te saltan las virtudes. Eso hace que, al mismo tiempo, vos te achiques en el concepto que tenés de vos misma.
Podés sentir:
? que valés poco
? que no sos linda
? que no merecés su amor
? que la felicidad de tu vida depende de su compañía
? que vas a vivir deprimida siempre porque él no te da bola
? que nada (ni nadie) te puede hacer feliz, sólo él

Física y emocionalmente:
? dolor de panza
? dolor en el pecho
? tristeza, mucha tristeza
? insomnio
? depresión
? dolor de cabeza
? cansancio
? desgano
? rabia
? impotencia

¿Por qué no se fija en vos?
Hagas lo que hagas, no hay caso. Él no te registra. Tal vez te maquillaste con mucho cuidado, te pasaste la planchita, le revoleaste el pelo por la cara, te hiciste la que tropezabas y le tiraste todos tus libros encima, tal cual viste en las películas? y él, nada.
¿Por qué no existís en su ser? ¡Es que el amor no entiende de bellezas ni de inteligencias! ¡El amor es el amor! Tal vez vos seas una chica hermosísima, pero a él le encante la manera de ser de tu compañera de clase que es, físicamente hablando, más bien ?del montón?, pero que tiene una personalidad única. Para el amor no hay parámetros ni de edad, ni de hermosura, ni nada. Uno se enamora, el cuerpo y el corazón dicen cosas, y ya no las podés evitar.

¡La pregunta del millón!
Lo peor, es que aunque el corazón siga insistiendo en tener a ese chico, el cuerpo empieza a cansarse. Se va agotando. Dormís mal, estás triste, lo ves pasar y te duele la panza o el pecho, te sentís fea, tenés ojeras, malestar, malhumor, te peleás con tus padres, con tus hermanos, tu besta ya no te aguanta? ¡STOP! Es el momento en que tenés que preguntarte:
¿Por qué esperar a que alguien te preste un poco de su atención para ser feliz?
¡Chan! ¡Qué pregunta! Aunque no te parezca, en esa interrogante, tenés las respuestas para salir airosa de todo esto. ¿Por qué? Porque al momento de preguntarte eso, te vas a dar cuenta que no podés vivir de migajas, que tampoco tu felicidad puede depender de lo que otro te de, y que en la vida te tenés a vos misma y por ende, vos misma sos tu prioridad.
Claro, no es algo que vayas a asimilar de un día para el otro, pero es un pensamiento que tenés que introyectarte para dar el primer paso en el camino a aprender a quererte y valorar lo que sos.

Comienza la batalla?
En ese camino vas a luchar contra vos misma también, porque seguro tu corazón, un músculo tan terco, va a querer seguir tras los pasos del chico, y va a insistir en que te deprimas, en que sufras, para lograr su amor o para seguir eternamente llorando por ese amor no correspondido. Tenelo presente, porque sabiendo esto de antemano, ¡vas a tener más herramientas para pelear esa batalla interna por ganar tu propia autoestima!

Cosas que tenés que considerar Sí o Sí
? Él NO es perfecto.
? Él NO es la solución a tus problemas, la solución está dentro de vos.
? Vos podés salir adelante y ser feliz sin él.
? Hay mil cosas que podés hacer que te dan felicidad y no se relacionan directamente con el amor de pareja.
? Tenés que valorar todo lo que ahora das por sentado y disminuís por el gran amor de tu vida: tu familia y tus amigos.
? Más allá del amor de pareja, existen proyectos que hacen a la vida misma: viajes, deportes, estudios, campamentos, desafíos? ¡Sólo tenés que zambullirte al agua!
? La vida no empieza y termina con él. Empieza y termina con únicamente contigo misma.
? ¡Que ÉL no te registre, no significa en absoluto que otros chicos no te registren! Tal vez incluso ya te hayan dicho algo, pero vos estés tan ciega esperando por ese gran amor, que dejaste pasar al que de verdad te haría sentir completa?
? El tiempo y la distancia son grandes aliados.
? No da para que te encierres, siempre optá por salir y compartir nuevas experiencias con amigos y familia.

Preguntas que tenés que hacerte
? ¿Qué gano al pensar todo el tiempo en él?
? ¿Qué saco de beneficio?
? ¿En qué me ha perjudicado (estudios, trabajo, amigos) y en qué me ha beneficiado?
? ¿De dónde saqué la idea de que siempre voy a estar sola o de que nadie me va a querer?
? ¿Por qué pienso que él es el único amor para mi?

¡Convertite en un IMÁN!
No hay recetas mágicas, eso ya lo sabés. Pero lo que sí funciona en este caso es, como te dijimos antes, aprender a quererte a vos misma. Así que agarrá todo ese amor (o lo que creés que es amor) que sentís por ese chico, y volcalo en vos. ¡No! ¡No estamos locas! Vos sos la persona que más se tiene que querer. Es difícil que alguien te valore o te respete si no lo hacés vos misma y no lo transmitís con actitudes.
Por eso, aunque al principio te cueste digerir lo que te decimos, intentalo, tal como si fuese un ejercicio: ¡querete! Maquillate para vos, sentite linda usando la ropa que te encanta, escuchá la música que te hace sentir bien, mimate con esa peli que te apasiona, hacete un baño de crema en el pelo, escribí poesía, ¡hacé lo que te haga feliz!
Cuando menos te lo esperes, vas a ver cómo empezás a generar una energía en los demás, que va a hacer que te transformes en un imán, porque todos quieren estar con aquel que se siente bien consigo mismo, con ese que está seguro de ser quien es, y que está feliz con su entorno. Es una fuerza de atracción que la notás al toque en los otros, y que vos podés generar en ti misma. Porque al estar a gusto contigo, entenderte y aceptarte tal y como sos, vas a exudar esa energía que los demás van a percibir?
Obvio que esto lleva su tiempo, no te apures, sé constante y tenete paciencia.
¡Lo vas a lograr!
Te preguntarás qué hacer con ese chico? ¡Agradecele internamente el que te haya hecho cambiar de actitud ante la vida!

Anterior:

Fiestas temáticas

Siguiente:

Famosos festejaron Halloween

Noticias relacionadas

Deja un comentario