Entrevista exclusiva: Cuarteto de Nos

A veces miramos demasiado para afuera y nos olvidamos que acá, en nuestro país, tenemos artistas excelentes que incluso son súper reconocidos en el exterior. Un claro ejemplo es el Cuarteto de Nos, ganadores de los Grammy Latinos el año pasado, una banda que ha trascendido generaciones y que sigue volcando la misma fuerza de sus inicios.

¿Qué sienten al saber que hay generaciones de padres que cantan sus temas con sus hijos?

Santiago: Es curioso, lo "normal" es que padres e hijos escuchen cosas diferentes aunque no es mi caso, que siempre compartí lo que escuchaba con mis hijos y siempre escuché lo que ellos escuchan.

Alvin: La verdad que es algo muy bueno. Por supuesto no fue pensado para que esto suceda de esa manera, por lo que es algo que nos sorprende y nos emociona siempre, pienso que es el fruto del querer siempre cambiar y hacer cosas nuevas que refresquen nuestras ganas de seguir, ya que nos aburrimos muy rápido de todo. Somos muy inquietos en ese sentido y no nos gusta repetir las fórmulas que resultaron exitosas, sino ser honestos con nosotros mismos y con lo que nos gusta hacer en vez de pensar en lo que la gente espera de nosotros. Creo que es así como muchas veces padres se han visto sorprendidos con hijos que le muestran un tema del Cuarteto, siendo la misma banda que ellos escuchaban de adolescentes. Ahí se produce el intercambio generacional cuando los padres les muestran a sus hijos los viejos temas que ellos escuchaban. Por eso muchas veces podemos ver a padres e hijos disfrutando y cantando las mismas canciones en los shows en vivo.

¿Es difícil mantenerse vigente en nuestro medio? ¿Cómo hacen?

Alvin: Sí, es bastante complicado. Nuestro medio, como cualquier otro, disfruta cuando una banda se la juega con elementos nuevos a su propuesta, sin perder la esencia de la misma. Por supuesto siempre hay detractores y nuevos seguidores que piensan que una época fue mejor que otra, pero con el tiempo los nuevos seguidores, gracias a las redes sociales, pueden conocer todas nuestras canciones y muchas veces nos sorprenden pidiendo temas que hace años dejamos de hacer, incluso antes de que algunos de ellos hubieran nacido.

¿Se puede vivir de la música en nuestro país? ¿Qué otros trabajos tienen?

Alvin: Es muy difícil tomar la decisión de vivir solo de la música en Uruguay, sobre todo tratándose de rock. El mercado es muy chico, además de muy exigente dado los excelentes y variadas propuestas musicales que hay en nuestro país. Tomando en cuenta que no hay muchos lugares para mostrarse, para tomar esta decisión, es muy importante dedicarse muy seriamente y si es posible, apuntar al mercado internacional, cosa que es aún más difícil de alcanzar. Por suerte, últimamente estas puertas se fueron abriendo y las nuevas generaciones de músicos pueden proyectar su futuro con más ganas y aspiraciones. Sobre nuestros trabajos cuento que, por ejemplo, yo sigo trabajando en mi estudio de grabación y ensayos dando clases de batería (aunque cada vez con menos tiempo), Roberto es ingeniero y sigue ejerciendo su profesión.

Santiago: Actualmente la música es mi ingreso principal, pero hay que admitir que fue un largo camino para llegar a esto, mis otras ocupaciones actuales son, en la música mi carrera paralela en solitario, "otro tavella", y en las artes visuales estoy en un período de bastante actividad, el año pasado hice una exposición muy importante en el Museo Nacional de Artes Visuales que este año voy a llevar a Buenos Aires, al Centro Cultural Recoleta y estoy en varios proyectos de curadurías de otros artistas.

El tema "Cuando sea grande", ¿está basada en algún caso real? ¿Alguno tuvo ese sentimiento de no querer parecerse a su padre o madre?

Alvin: En lo personal, no me importaría parecerme a mis padres, ya que aprendí que nosotros como ellos, podemos acertar o equivocarnos en algunas decisiones de la vida sin que esto nos convierta en mejores o peores personas.

Santiago: En lo que tiene que ver con Roberto, que es quien la escribió, según él no está referido a una persona en particular pero sí a varias situaciones de ese tipo que fueron muy emotivas en su vida.

¿Qué es lo que más quisieran, en cuanto a valores, que los chicos de hoy tengan?

Santiago: Que quieran aprender, que tengan curiosidad, que no se queden con la primera pavada que les ofrezcan. La vida no se termina en lo que te ofrecen los medios masivos de comunicación, más bien que empieza cuando uno busca otras cosas.

Alvin: Considero importante que los chicos aprendan el respeto, que sean solidarios y compañeros, que sepan que todos somos iguales sin ser uno mejor que el otro y acepten y disfruten así de sus diferencias. También me parece necesario que en la sociedad de hoy que se rige mucho por lo material, no olviden que lo más importante son los valores que adquirimos, el afecto y estar agradecidos por lo que tenemos. Aprendan a crecer como individuos pero también como parte de un todo, ayudando al resto para que haga el cambio con ellos.

¿Qué significaron los premios Grammy para ustedes?

Alvin: Como músico lo sentí como un reconocimiento a mi carrera y por supuesto a nuestra banda. Fue muy emocionante y emotivo el momento en el que nos enteramos. En la entrega del mismo sentí un nudo en mi garganta, inmediatamente recordé a mis padres apoyándome en mis comienzos y a mi familia, pero no me salió ni una palabra. ¡Por suerte Roberto hablo muy bien! (risas).

Santiago: Es un reconocimiento al trabajo que hemos hecho, está bueno porque no sale de la nada, es consecuencia de ese trabajo.

¿Tienen algún tema favorito o que les cope interpretar más que otros?

Alvin: No, en realidad ninguno en particular. Por lo general nos gusta tocar todos casi por igual. Eso sí, nos encanta el momento en el cual ya presentado un disco nuevo comenzamos a incluir temas nuevos al set list y se refresca el listado.

¿Recital o videoclip?

Alvin: Recital, por supuesto. Disfruto muchísimo el contacto cara a cara con el público, sobre todo cuando vamos a países o ciudades por primera vez y cantan con nosotros las canciones. Pero reconozco que es realmente importante hoy en día el videoclip ya que le llega a muchas más personas de las que te pueden ver en un show. Un ejemplo es lo que sucede en youtube, donde varios de nuestros videos ya tienen millones de visitas.

¿Hay envidia en el ambiente artístico?

Santiago: Supongo que sí, pero la verdad no me llega mucho, no le doy mucha importancia.

Alvin: No, eso es un mito, por lo menos en nuestro país. Las bandas nos apoyamos y nos respetamos. Claro, en realidad nos conocemos todos, nos llevamos muy bien, incluso festejamos los logros de los otros.

¿Qué cambió a partir de los premios?

Alvin: Esto recién se empieza a ver, sobretodo en otras latitudes donde estos premios alcanzan otra dimensión de como lo podemos ver por estos lados. Por ejemplo en nuestra próxima presentación en México ya tenemos un excelente lugar en la grilla de bandas, impensado en otras ocasiones, pero también estamos viendo que esta distinción nos va a hacer conocer nuevo público y lugares donde aún no hemos ido.

¿Qué altibajo emocional pasaron juntos y los ayudó a ser más fuertes?

Alvin: La verdad que con el Cuarteto llevamos tantos años juntos que ha pasado la vida misma. Casamientos, nacimientos, separaciones, fallecimientos, etc, en fin como cualquier familia, hemos vivido de todo y nos apoyamos unos a los otros en la medida de lo posible.

Un mensaje para nuestros lectores de Upss! que nos siguen mes a mes.

Alvin: Chicos, esperamos verlos en el próximo recital del Cuarteto y disfrutar juntos de nuestro show. Les mando un gran abrazo a [email protected] los [email protected] y sigan disfrutando de la revista. Hasta pronto.

Santiago: Que escuchen música, que vean arte, que lean libros, ¡y un saludo muy especial a Victoria Tavella que los lee!

Anterior:

¡Queremos + Jonas!

Siguiente:

Tokio Hotel Facts!

Noticias relacionadas

Deja un comentario