Una broma de mal gusto

One Direction estaba a muy pocos días de hacer su primer show en el Madison Square Garden de Nueva York (¡con todo lo que eso significa!). Los integrantes de la banda estaban ultimando detalles para el recital cuando fueron víctimas de una broma de muy mal gusto.
Ant y Dec, dos comediantes estadounidenses idearon junto a un programa de T.V, una cámara oculta para la banda en donde el primero interpretaba a un Directioner, mientras que su cómplice Dec encarnaba a un conductor de televisión.
Llegado en que los actores se encontraban con Niall, Liam, Harry, Louis y Zayn, Ant fingió tener un ataque de asma, el cual lo llevó a caer al suelo por algunos minutos.
Preocupados ante esta situación, los integrantes de One Direction se prestaron a llamar una ambulancia.
Tal fue el susto que tenían que los cómicos se vieron obligados a contarles a los chicos de la banda que sólo era una cámara oculta.

Anterior:

Super Junior en Buenos Aires

Siguiente:

Nuevo video con polémica

Noticias relacionadas

Deja un comentario