¡Auxilio! ¡Granitos a la vistaaaaaa!

Si sos pre-adolescente o adolescente, seguramente tengas granitos que te molestan. Pero a veces, son tantos y tan grandes, que te hacen sentir ¡horrible! Como el caso de Tuli, ¿no? Por eso, vamos a contarte varias cosas que te van a ayudar a entender un poco más sobre el acné y qué tratamientos hay disponibles para vos.

Hola Upss!! Me llamo TuLi y mi problema es que tengo muchísimos granos y nadie se me acerca. Por ejemplo estoy en la calle y la gente me mira como si fuera un monstruo o un muggle. Ayuuuuuuuuda, qué hago???

¿Qué es el acné?

Es una enfermedad de la piel que se presenta cuando se taponan unos pequeños orificios que se llaman poros. Eso sucede cuando las glándulas sebáceas producen más grasa de la normal, haciendo que se retenga sebo y células muertos, y formando lo que vos conocés como granitos.

¿Por qué es más común en la adolescencia?

Con la llegada de la pubertad comienza a aumentar en el organismo la actividad hormonal y esta, a su vez, hace que se estimulen las glándulas sebáceas, con mayor producción de grasa en la piel es más frecuente el taponamiento de los poros.

¿Qué tratamientos existen para el acné?

El acné no se cura pero sí existen fórmulas para controlarlo mientras desaparece por sí solo. En los casos de acné severo hay que ir al médico para que establezca el tratamiento a seguir. Cuando se trata de un acné leve hay que mantener especial cuidado con la higiene y pueden utilizarse algunos tratamientos de venta sin prescripción disponibles en las farmacias.

¿Qué hay que hacer cuando se tiene acné leve?

Es importante cuidar la piel. Lavate las zonas en las que tenés granitos usando un jabón suave y que no contenga aceites. Hacé esto al menos dos veces al día, de mañana y antes de acostarte. Los movimientos deben ser suaves, nunca bruscos para no restregar la piel. Si te vas a maquillar, asegurate que los productos sean lo menos grasos posibles, y acordate que siempre debés desmaquillarte antes de ir a dormir.

Estoy reeee [email protected], ¿eso puede influir?

¡Obvio! Pila de estudios probaron que el estrés puede provocar brotes de acné. Es que las alteraciones emocionales también alteran hormonas, y estas propician la aparición de granitos.

¿Qué puede recomendarme el médico?

Eso depende del grado de tu acné. Puede recetarte medicación si es muy severa la afección, o tratarlo con otros métodos como el Keeling suave una vez por semana.

Se calcula que 8 de cada 10 adolescentes sufren acné.

¿Cómo evitar las cicatrices?

-Evitá "reventar" granitos.

-No tomes sol sin protección.

-Seguí un tratamiento médico.

-No uses gorros o pañuelos en zonas afectadas, por ejemplo la frente.

-Comé sano. Evitá las frituras y la comida chatarra en general.

-Tomá mucho líquido.

Dato curioso

El acné se intensifica en otoño.

¡Cuidado!

Muchos dicen que la solución para disimular el acné en la frente es dejarse flequillo o cerquillo. Pero ¡cuidado! Esto no es así. De hecho a la larga será un problema ya que el cabello en contacto con la piel puede producir aún más granitos.

Anterior:

¡Amigos y de gira!

Siguiente:

Horócopo de Junio

Noticias relacionadas

Deja un comentario