¡Mamás famosas!

Es raro imaginarte a estas estrellas en el rol de madres, dándole el pecho a sus bebés, cambiándoles los pañales o despertando de madrugada porque tienen dolor de panza. ¿Cómo son Shakira y Adele como madres? Te contamos de esta faceta no tan conocida de ellas.

SHAKIRA

Shakira y Piqué tuvieron una relación de amor intensa, disfrutaron mucho del embarazo y esperaron ansiosos la llegada de su primer hijo. Decidieron llamarlo Milan (sin tilde en la A) y están fascinados con la experiencia. A diferencia de Adele, esta pareja no esconde a su hijo de la prensa. De hecho, cuando a Piqué le preguntaron que cómo haría para proteger al pequeño Milan de los paparazzi él contestó: "(…) No lo quiero esconder, estoy muy orgulloso. Veo a los niños de famosos que salen en las fotos con la cara tapada y no lo entiendo. Yo no quiero que a mi hijo le saquen con la cara pixelada. Tendrá nueve años, mirará la revista y dirá: ¿No tengo cara, yo no soy nadie? Por eso decidimos presentarlo nosotros y punto". Buena decisión, ¿no te parece?

Pero el bebé no sólo trajo alegría al hogar sino que además sus papás ya hicieron que su presencia fuese motivo de ayuda para los más necesitados. Así que organizaron una fiesta on line y obtuvieron muchísima ayuda: "Hicimos una fiesta on line donde la gente te hace regalos para tu hijo que en verdad se convierten en mosquiteras, vacunas, alimentos… recogimos miles de kilos de ayuda. Estamos muy agradecidos. La gente es muy buena. Y ves a Milan, y piensas: 'Mira, ya has hecho algo por alguien', agregó el papá".
Y la pregunta del millón: ¿cómo es Shakira como mamá? Quien mejor para decirlo que su propia pareja y padre de su hijo: "Es tremendamente cariñosa, cabal y sensata. Protectora, superplanificada, todo controlado, todo a su hora, ahora toca esto, ahora lo otro…es muy madre y muy Shaki: puro corazón. Y es muy lista. Al poco de conocerla escuché una conferencia que dio en Oxford y me quedé flipado". ?dijo Piqué.

Por su parte, ella confesó que quiere pasar tiempo de "calidad" con su pequeño, y por eso no quiere entrar a estudios de grabación hasta julio y terminar de cocinar su nuevo disco. "Me cuesta describir con palabras lo que he estado viviendo desde que me quedé embarazada. Como soy nueva en esto de la maternidad, cada día descubro nuevas cosas sobre mi hijo, y también acerca de mí misma. Es una faceta en la que acabo de estrenarme y constituye un gran desafío, aunque como experiencia novedosa también está llena de sorpresas y me entusiasma aprender cosas nuevas cada día", aseguró la estrella barranquillera.

ADELE

Todo lo contrario acerca de la exposición sobre su hijo hizo Adele. De hecho, aunque su bebé nació en octubre, recién en enero se supo el nombre porque ni siquiera eso quiso decir. Pese a su deseo de mantener en secreto el nombre de su hijo el diario británico The Sun lo reveló en enero. El bebé había sido visto con un collar en el que está escrito "Angelo". Por otro lado, algunas fuentes habían informado que su segundo nombre es James."Querían que su elección fuera un secreto hasta que estuvieran preparados, y ponerle ese collar demuestra que ya se sienten listos para anunciarlo. Al fin y al cabo, es solo un nombre", reveló una fuente al diario.

Se conoció que en un primer momento, la cantante llamaría a su hijo John en homenaje a su abuelo. Sin embargo, ella y su pareja optaron por Angelo, aunque nadie sabe por qué motivo. Lo que sí se sabe es que Adele es una mamá muy cariñosa, y si bien cuenta con ayuda, es ella quien se levanta a la noche a darle de mamar y apenas sale para no perderse un segundo de estar con su pequeño. La habitación del bebé fue decorada con lo mejor, y no pestañeó al pagar más de 30 mil dólares para dejarla como su príncipe se merece. También, ha hecho alguna alusión a que le gustaría pronto darle un hermanito o hermanita?

De mientras, la maternidad la ha unido aún más a su mamá, y como manera de agradecerle todo el apoyo que su mami le brindó desde siempre, le hizo un regalo ¡enorme! Es que la madre de Adele, Penny Adkins, crió sola a su hija combinando dos trabajos simultáneos mientras animaba a Adele a que consiguiera su mayor sueño: ser cantante. Penny tuvo a Adele a una edad muy temprana, y su padre se marchó de casa cuando la niña contaba con dos años de edad. Desde entonces la madre de Adele la crió sola y tuvo que combinar multitud de trabajos para darle un futuro mejor. Cuando Adele tenía 4 años empezó a cantar y su madre le apoyó incondicionalmente. Adele, entonces reconociendo el sacrificio de Penny, le regaló una casa en un hermosísimo barrio de Londres, valuada en casi un millón de dólares. ¡Qué lindo que los hijos reconozcan el sacrificio de los papis!

Anterior:

Esta vez, ¡el póster lo elegiste VOS!

Siguiente:

Lady Gaga news!

Noticias relacionadas

Deja un comentario