Cabello: ¡Protegelo del frío!

Con la llegada del invierno el cabello sufre especialmente y puede debilitarse, ya que se pasa del calor de la calefacción al frío de la calle. Esta alteración hace que el pelo se reseque, se vea opaco e incluso puede salir caspa. Para evitar este tipo de problemas con el cabello, hay una serie de consejos que podés seguir desde la comodidad de tu casa, y que lo benefician mucho para mantenerlo sano y brillante ¡todo el año!

Tips básicos

1.Al lavar el pelo, hacelo con agua templada, ni muy fría ni muy caliente.

2.Al secártelo, no lo frotes demasiado con la toalla. Si podés conseguir una toalla de microfibra, ¡mucho mejor! Envolvete el cabello hasta que absorba la mayor cantidad de líquido.

3.A la hora del secado, es importante utilizar una temperatura media, no demasiado caliente, y mantener una distancia de entre 20 y 25 centímetros, para no dañarlo.

4.Cortá las puntas cada dos meses y aplicá mascarillas cuando lo veas reseco.

¡Recordá!

Si vas a salir a la calle con el pelo mojado porque no te dio el tiempo de secártelo, recordá usar un acondicionador sin enjuague que te lo va a proteger durante el proceso.

Muuuucha hidratación

La mayor parte de la gente piensa que el verano es la estación que hace que tu pelo tenga la mayor cantidad de síntomas de sequedad. Pero esa no es la verdad. Lo cierto es que cuando exponés tu pelo al calor y a la luz solar en los meses de verano, tu cuerpo transpira y tus glándulas sebáceas trabajan más de la cuenta para lubricar y mantener el pelo hidratado. En invierno, constantemente estás pasando de un ambiente exterior frío y húmedo a otro calefaccionado en donde el aire ha sido despojado de toda su humedad por cualquiera de todos los métodos de calefacción que existen en la actualidad. Es por eso que tenés que asegurarte de mantener tu cabello bien pero bien hidratado. En esta nota te damos un tip súper fácil con aceite de almendras. También podés usar un acondicionador sin enjuague y/o un serum anti-frizz para estar segura de que tu cabello está sellado contra la pérdida de hidratación.

Control de la estática

Aparte del desgaste provocado por la ropa invernal, el cabello puede generar una carga estática durante los meses de invierno simplemente por caminar sobre un suelo alfombrado. Llevá en tu bolso una botella pequeña de spray para el cabello y aplicá un poquito en cuanto notes que la estática comienza a crecer. El spray neutralizará la carga estática y te ayudará a mantener tu cabello suave y dócil cuando las temperaturas sean muy bajas. Los buzos y la ropa hecha con fibras naturales, típica del invierno, aumentan el problema de la estática. Podés combatir esto usando recurriendo a la solución más sencilla: ¡poniendo más cantidad de suavizante para la ropa en el lavarropas!

Tip sencillo

Una manera súper económica y fácil de hacerte una máscara para el cabello e hidratarlo, es usando aceite de almendras, que se vende en todas las farmacias. Te lo colocás después de haberte lavado el cabello y mientras aún está húmedo. Sujetás todo con una toalla y esperás una hora. Después lavate nuevamente el pelo y ¡listo!

Anterior:

Backstage de 1D Con la camiseta uruguaya

Siguiente:

¡Sacá buenos apuntes!

Noticias relacionadas

Deja un comentario