Justin Bieber arrestado por manejar borracho

Preso. Ese fue el destino de Justin Bieber luego de que se le ocurriera correr picadas con un Lamborghini amarillo, el auto que alquiló para pasear por la ciudad. Y lógicamente llamó la atención de la policía. Cuando lograron detenerlo, le hicieron un test de alcoholemia que, obviamente, dio positivo. Así fue como el blondo terminó tras las rejas en Miami, con doble cargo: conducir borracho y correr picadas.

Lo de este canadiense de 20 años no tiene fin.Todos los días los medios internacionales sorprenden al público con un nuevo capítulo del Biebergate. Y basta con recordar su tétrica visita a la Argentina, en la que dejó a miles de fans desencantados en el estadio de River, cuando tuvo que dejar el escenario a los pocos minutos de show, para afirmar que le gusta ser escandaloso.

Ahora, viene de protagonizar una seguidilla de hechos que lo pusieron en el ojo de la opinión pública. Días atrás, le mandó una foto obscena a su exnovia, Selena Gomez, por mensaje de texto. Antes, su mejor amigo fue arrestado por posesión de drogas que aparentemente le pertenecían al ícono pop, que quedó sin cargo pero tuvo que hacer frente a las denuncias de sus vecinos, que afirmaban que la noche que su par fue arrestado, el joven y su troupe habían tirado huevos al frente de su hogar, generando significativos daños a la propiedad.

Fuente: La Nación (gda)

Anterior:

Euge en una jugada producción

Siguiente:

¿Cuál era la obsesión de Katy Perry?

Noticias relacionadas

Deja un comentario