“Tini me hace muy bien en la vida”

Hay noviazgos que pasan desapercibidos y otros que generan mucha curiosidad. El que él mantiene con Martina Stoessel, la estrella de Violetta, puede cómodamente ubicarse en la segunda categoría, aún cuando ellos viven su amor con total naturalidad y no dejan de hacer las cosas que cualquier pareja de su edad haría.

Peter Lanzani tiene 23 años y no se engancha con "el verso de la fama". Así, durante la entrevista con Personajes.tv, dirá que sigue escuchando el consejo materno antes de salir y que disfruta de ir al cine aún cuando el "acoso" de las fans se haya vuelto una constante. También que no se siente "un galán" y que está ansioso por experimentar nuevos rumbos artísticos, pero que por el momento su cabeza está puesta en la segunda temporada de Aliados, la serie multiplataforma que protagoniza y que regresa a Telefé a partir de este domingo, a las 20.30.

-¿Qué expectativas te genera el estreno? ¿Vas a estar pendiente del rating?

-No, no me importa el rating. Aliados está en Telefé, está en Internet, está en Fox. Se te divide por todos lados el número. Y sale una vez por semana, no tenés una tira diaria en la que tenés un público fijo. El programa responde. De hecho, "aliados" fue la segunda palabra más buscada en Google el año pasado, eso lo dice todo.

-¿Qué va a pasar con Noah, tu personaje, en esta segunda temporada?

-Bueno, ya en el final de la primera Noah cambió radicalmente su forma de pensar, su forma de ser, y lo que tiene de interesante esta temporada es que los aliados y los seres de luz estamos muy unidos y formamos, de una manera u otra, la fuerza del bien. La idea es luchar contra la oscuridad para que no se apodere de todo. Es una lucha bastante intensa, hay muy buenos efectos, amoríos, triángulos amorosos, personajes nuevos que entran, cosas que no quedaron resueltas en la primera temporada que ahora se resuelven. Es un rompecabezas que de a poco se va a ir armando.

-¿Cómo fue el reencuentro con Cris Morena y con los chicos?

-Increíble. Cris es súper talentosa, tiene una luz especial. Y los chicos no pueden más del talento que tienen, son muy buenos músicos y no se cansan de trabajar. Está bueno porque de eso se trata; son chicos y saben que tienen que laburar, formarse, aprender y hacer, las cosas no vienen solas.

-Hace años que trabajás en televisión. ¿Le das consejos a Martina Stoessel, tu novia, sobre cómo sobrellevar la fama?

-Yo, muchos consejos no doy, no me siento nadie como para hacerlo. Sí puedo hablarle de mis experiencias, pero son cosas que me pasaron a mí, no sé si a ella le pasará lo mismo, si vive lo mismo o no. Pero sus padres la cuidan un montón y la verdad es que hace un laburo impecable, así que está muy bien contenida.

-Se habló de que está atravesando un proceso de estrés?

-No, para nada. Yo estuve ahí el día que supuestamente se desmayó y es todo mentira, no pasó nada. Ella lo aclaró igual? Tini está feliz, pero yo no vivo su carrera, sólo puedo hablar a partir de mi vida junto a ella. Estamos muy bien.

-Entre tanto trabajo, ¿les queda tiempo para compartir?

-¡Un montón!

-¿Van al cine juntos, por ejemplo, o les resulta imposible?

-¡Obvio que sí! Si dejás de ir al cine porque te van a sacar una foto, mejor te quedás encerrado en tu casa. Si te piden una foto, te la sacás y ya está, no es la muerte de nadie, hay que relajarse. No salimos todos los días, pero hacemos programas.

Tini está feliz, pero yo no vivo su carrera, sólo puedo hablar a partir de mi vida junto a ella.
COMPARTILO

-¿Te gustaría irte a vivir con Martina?

-No sé, en un futuro me gustaría casarme pero? Yo tengo 23, ella tiene 17, falta un montón para todo. Me encantaría hacer de todo con ella, pero no me voy a casar ahora.

-Ella es menor de edad, ¿nunca fue un problema eso?

-No, para nada. Siempre estuvimos muy consolidados y su familia me abrió las puertas desde un principio. Ella cayó súper bien en mi familia también. La verdad es que soy feliz, nos acompañamos y es lo único que me importa, porque es una persona que me hace muy bien en la vida.

-¿Qué cosas descubriste de vos mismo al irte a vivir solo?

-Que soy el mismo boludo de siempre, y eso es lo que más me gusta de mí. Está bueno tener tiempo para uno. Por ejemplo, me gusta mucho mirar películas, voy al cine dos veces por semana al menos, y a veces voy solo porque me gusta analizar las películas, el laburo del actor y del director, estar conmigo y escribir, cocinarme?

-¿Cuál es tu especialidad en la cocina?

-Los tacos me gustan mucho. Hago mucho asado, pasta, cocino mucho para mis amigos, busco recetas en Internet? Lo que pinte, no tengo una especialidad. Soy arriesgado, porque de última si no está bueno, me lo como yo y listo [risas].

-¿No te da fiaca?

-No, está bueno, pensás, escuchás música? Es terapéutico cocinar, uno descarga tensiones. Lo mismo me pasa con el auto.

Peter en un número musical, durante la presentación de la segunda temporada de Aliados. Foto: Gerardo Viercovich
-¿Qué lugar le das a tu imagen? ¿Te cuidás mucho?

-No tanto. Salgo a correr porque me gusta el deporte, me hace bien a la cabeza y me siento positivo. Tengo épocas en las que entreno y otras en las que no lo hago tanto, son etapas. No soy muy obsesivo con mi físico, lo mismo me pasa con la ropa. Pero cuando hay algún estreno de prensa trato de empilcharme un toque, porque si no me cagan a pedos.

-¿Quién te ayuda con el look? ¿Martina?

-No, yo solo me arreglo. Mi vieja me da una mano a veces. Cuando me ve salir de casa me tira un "¿Vas a ir con eso?". A ella le gusta que me empilche más, pero bueno?

-¿Te reconocés como galán?

-No, no es un estereotipo que me ponga yo. Nunca voy a decir que soy un galán. Ahora los galanes teens son los chicos, yo no; tienen toda la facha, las chicas se mueren por ellos.

-Los galanes suelen decir que tienen que pagar doble derecho de piso para demostrar que son "algo más que una cara bonita". ¿Te pasó?

-Sí, pasa siempre, y va a seguir pasando. Hay gente a la que le va a gustar lo que hago y otra a la que le va a parecer una mierda, pero si viviera pendiente de conformar a todo el mundo, me volvería loco. Yo voy a hacer lo que a mí me gusta hacer y a dar lo mejor de mí.

-¿Sos crítico con tu trabajo?

-Sí, y me sirve mucho porque creo que es una buena forma de aprender de los errores que uno comete.

-Hace unas semanas participaste del show de Fuerza Bruta?. ¿Te gustaría explorar por ese lado?

-Me encantaría, pero no depende tanto de mí. Me llamaron ellos, iba a hacer una sola función y terminé haciendo seis. Estuvo increíble, me voló la cabeza y fue un entrenamiento para mí, no tanto desde lo físico sino también desde la cuestión de meterme en personaje, seguir la historia, entenderla, mostrar una nueva faceta. Me gusta hacer cosas muy variadas.

Tengo épocas en las que entreno y otras en las que no lo hago tanto, son etapas. No soy muy obsesivo con mi físico, lo mismo me pasa con la ropa.
COMPARTILO

-También estuviste en el musical Camila, nuestra historia de amor…

-Sí, y me encantó. Ahora, en mayo, voy a estar en Señores y Señores del musical, que es una apuesta grosa, con una orquesta en el Gran Rex. Me pareció muy linda la convocatoria, estoy muy agradecido con Ricky Pashkus y Pablo Gorlero, y está bueno que hayan apostado por mí. Ese es un acto de confianza. La verdad es que hay un montón de proyectos, algunos míos y otros que me han llegado, pero todavía está muy verde todo.

-¿Te gustaría producir, por ejemplo?

-Me encantaría, pero todavía no sé muy bien qué me gustaría hacer en el futuro. Me parece que hay que saber un poco de todo. Me pasa cuando veo a los actores yanquis, por ejemplo a un Leonardo DiCaprio que es un animal en todo lo que hace, y él es un productor de la hostia. Lo mismo Sean Penn, que es también un gran director. Me encanta la garra y la cabeza que tienen estos tipos, porque saben de todo y hacen todo bien.

-¿Qué te dicen tus amigos que no están en el medio? ¿Siguen tu carrera?

-Mis amigos del club mucho no entienden cómo funciona, pero me vienen a ver siempre y hay cosas que le gustan más que otras. Cuando estuve en Fuerza Bruta les gustó más que cuando estuve en Camila…, pero porque uno es una cuestión más física y la otra mucho más de actuación y canto. Siempre escucho lo que tienen para decirme sobre mi trabajo.

-¿Cuál es la fantasía más recurrente que el medio les despierta a tus amigos?

-Ya no tienen tanta fantasía porque laburo desde que tengo 15 años y han estado en todos lados conmigo. Pero me acompañan, saben lo difícil que es y quizás inconscientemente cumplen la labor más importante, que es hacerme mantener mi esencia.

-¿Te piden los teléfonos de tus compañeras de trabajo?

-Obviamente, toda la vida lo hicieron [risas].

-¿Y se los das?

-Con el consentimiento de mis compañeras, obviamente. Yo no voy a prender fuego a nadie, pero si se cruzan y ven una foto y se gustan, obvio que sí.

Nunca voy a decir que soy un galán. Ahora los galanes teens son los chicos, yo no.
COMPARTILO

-Recorriste medio mundo con Casi ángeles, ¿cuál es el lugar más extraño en el que tenés seguidores?

-Muchísimos. Me han escrito de Macedonia, de Rusia, de Israel… Hay cosas muy interesantes y muy locas, y eso gracias a las redes sociales, a Internet. Estar conectado y que te tuiteen desde Italia es muy loco.

-¿Cuál es el regalo más extraño que recibiste de tus fans?

-En Israel me regalaron unas guitarras durante una gira, y ahora las tengo conmigo.

Fuente: Personajestv/La Nación (gda)

Anterior:

Miley, triste por la muerte de su perrito

Siguiente:

¿Se casa Benjamín Rojas?

Noticias relacionadas

Deja un comentario