“Se dicen muchas cosas de mí, pero me tienen sin cuidado”

Hace tanto que la vemos en pantalla que resulta extraño recordar que apenas tiene 22 años. Y esa verdad sorprende doblemente cuando se piensa en todo lo que María Eugenia Suárez ha vivido en el último tiempo (el romance explosivo, la maternidad y la separación de Nicolás Cabré), y la naturalidad con la que ella aborda públicamente esos temas, sin concesiones y mirando a los ojos de quien la interpela.

La tormenta ha pasado y la China se prepara volver al ruedo, esta vez desde la pantalla de Telefé. En Camino al amor, conquistará el corazón de Vitto (Mariano Martínez); en la vida real, ella dice que disfruta de su soltería y de estar con su hija, pero que sueña con volver a enamorarse. "Por ahora no sucedió, pero puede pasar en cualquier momento. Sería muy triste que a mi edad creyera que no voy a formar pareja nunca más", apuntó la actriz.

-Hace unos días se te relacionó con el español David Bisbal? ¿Pasó algo con él?

-Me llamaron de Universal, su compañía discográfica, y tuvimos una reunión para hacer un videoclip, pero no podía decir nada porque todavía no había firmado nada. Las cosas hay que contarlas cuando están cerradas porque si no trae mala suerte, dicen? (Risas).

-¿Y cuándo filman?

Todavía no lo sabemos, porque él está de gira y se le complica. El tema es el que suena en la cortina de ShowMatch, "Hoy". Me encanta la canción, siempre me gustó su música, así que estoy muy contenta.

-Pero estás al tanto de todo lo que se dijo?

-Sí, se dicen muchas cosas sobre mí, pero la verdad es que me tiene sin cuidado porque tengo muy en claro lo que soy.

-Igual estás soltera, sos dueña de hacer lo que quieras con tu vida, ¿o no?

-Sí, pero a veces la gente le gusta inventar. No sé cuántos romances me inventaron en lo que va del año, y lo que me pregunto en qué momento podría tener tantos novios, porque cuando no estoy grabando estoy con mi hija, no tengo mucho tiempo de salir a la vida. Igual no me afecta lo que digan.

-¿Te volverías a enamorar de un actor?

-Sí, obvio. Además, realmente no lo elegís. Puedo enamorarme de un chico en la calle, ahora cuando salga de acá. No tengo ningún prejuicio contra los actores ni tampoco tuve una mala experiencia como para decir "nunca más".

¿Qué cosas son importantes para vos en una pareja?

-La confianza, el amor, el cuidado. Pero fundamentalmente necesito divertirme, porque si no me divierto no funciono.

-Ahora te quieren reencontrar con un ex, Nacho Viale?

-Ah, mirá, no me enteré de eso. Me reencontré con él en los Martín Fierro, y si me vieron hablándole cerca es porque a la gente le hablo de cerca. Me llevo bárbaro con Nacho, pero no hay reconciliación. Lo que pasa es que como no salgo a exponer mi vida privada, eso genera que se hable más.

-¿Cómo aprendiste a manejar tu privacidad, la diferencia entre lo personal y lo público?

-Eso no se aprende, te gusta o no te gusta exponerte. Entiendo que es parte de mi trabajo y que uno tiene que ser amable, me crié en este medio. Lo tomo como un resultado de mi trabajo, que hoy está pero mañana puede no estar más. Soy perfil bajo porque me criaron así y no me gusta estar exponiendo mi vida, conozco muy bien el límite.

-¿Cómo está Rufina?

-Está divina, súper sociable y es la nena más linda del mundo? ¡Obvio que no puedo ser objetiva, soy la madre! Es un placer estar con ella, se porta muy bien, duerme bien, come muy bien. Me la llevo a todos lados, está conmigo siempre.

-¿Sale de noche con vos, por ejemplo?

-Sí, me la llevo a todos lados. Además, tus amigas cuando sos madre preguntan más por tu hija que por vos (risas). Si voy a cenar y no la llevo, me protestan.

-Nicolás contó hace poco que Rufina fue el primer bebé que alzó en su vida?.

-Sí, porque le daba impresión agarrar bebés tan chiquitos y le daba miedo que se la caiga. Pero aprendió y la tiene muy clara ahora. Nico es un padrazo.

-¿Vos también tuviste que aprender?

-No, yo nací para ser mamá. Siempre tuve bebés y perros, desde chica siempre anduve agarrando bebés. Por eso me resultó muy fácil y natural.

-¿Te resulta muy difícil dejar a tu hija para ir a grabar?

-No, porque se porta bárbaro, por suerte ella es muy sociable porque la acostumbramos a estar con gente desde el principio.

-El domingo te fuiste temprano de los Martín Fierro, ¿fue porque Rufina te reclamaba?

-Sí, porque imaginate que empezó a las 7 de la tarde y nosotros estábamos desde las 4 produciéndonos en el hotel, mi mamá me llamó y me dijo que "Rufi" estaba incómoda y no se dormía; subí corriendo porque la quería ver y la terna no llegaba más, se hizo tardísimo.

Soy perfil bajo porque me criaron así y no me gusta estar exponiendo mi vida, conozco muy bien el límite.
COMPARTILO

-¿Qué fue lo que te convenció de estar en Camino al amor?

-Una de las cosas que me convenció más rápido fue el hecho de volver a trabajar con Mariano (Martínez), porque tengo muy buenos recuerdos de Los únicos y porque para mí es muy importante saber con quién me toca trabajar. Por otro lado me sentía acompañada y respaldada por el elenco, porque ellos hicieron un exitazo como Dulce amor. Es como un privilegio que me llamen para estará acá. Y la historia en un culebrón, algo que nunca había hecho, y a mí me gusta hacer cosas nuevas.

-¿Qué podés contarnos de tu personaje?

– En la novela hago de Pía, una chica muy rebelde criada en una familia con mucho dinero, muy conservadora, y ella va en contra de todo eso y se tiene que independizar. Un día conoce a Vitto (Mariano Martínez) en un accidente, se enamora y ahí empieza toda la historia de amor.

-¿Tiene puntos en común con vos Pía?

-Sí, quizás porque es un poco rebelde. Por ahí ya no tengo el mismo nivel de rebeldía que tenía antes cuando era adolescente, antes de ser mamá, pero Pía es una chica muy plantada, que sabe lo que quiere y va por eso, no le importa más nada.

-¿Cómo fue el pase de Canal 13 a Telefé?

-Nada grave, hay más mito que otra cosa con eso. Es como alguien que trabaja en una oficina, para una empresa, y renuncia cuando lo llaman de otra con una propuesta de trabajo distinta. Uno evalúa. Yo estaba en un momento en el que tenía ganas de arrancar ahora y cerró todo para que así fuera, hablé con Adrián (Suar) y tengo la mejor con él, fui muy feliz trabajando en Pol-ka y algún día volveré.

-Se te vio muy bien haciendo comedia en Solamente vos? ¿Acá vas a tener mucho drama o va a tener más colores tu personaje?

-No, va a haber colores porque Pía tiene la chispa de una adolescente. Con Mariano nos divertimos mucho grabando; ojalá que eso se note eso en pantalla.

FUENTE: Martín Artigas/ LA NACION (GDA)

Anterior:

¿De quién son estos abdominales?

Siguiente:

David Bisbal y Euge Suárez alimentan rumores

Noticias relacionadas

Deja un comentario