Beyoncé y Kim ¡no se bancan!

A puro choque
El amor que Kim Kardashian siente por las cámaras, es el motivo de la antipatía de Beyoncé. Pero primero lo primero. Al parecer, según Beyoncé, Kim intentó inmiscuirse en un documental sobre su esposo, Jay-Z, restándole protagonismo para así hacerse ella más visible y popular. Eso pasó hace unos años e hizo estallar a la cantante. Pero Kim, ni mu. De hecho hace poco se cruzaron en un concierto, y según una fuente: "Kim estaba desesperada por recibir un poco de atención en la zona vip y se ponía en el camino de las cámaras que supuestamente tenían que grabar a Jay-Z. Dijo que era una gran admiradora de Ron Howard y que haría lo que fuera para salir en una de sus películas, así que no dejó pasar la ocasión de hacerse notar delante del genio del cine". Ante lo sucedido, Beyoncé le recordó educadamente que ella no era la protagonista de la pieza audiovisual, pero Jay-Z se mostró conciliador, aconsejando a su pareja que hiciera las paces con Kim para no enturbiar su buena relación con Kanye West (recordemos que el marido de Kim y el de Beyoncé… ¡son amigos!). Luego del choque entre ambas divas, Kim prefirió salirse del VIP y disfrutar del concierto en otra área alejada de la intérprete de Single Ladies.

¡Suban sus apuestas!
Hasta el momento parecía que Kim Kardashian lo tenía todo a su favor para imponerse como la estrella más brillante del mundo. Su reality, 'Keeping up with the Kardashians', va por su novena temporada sus posados para las revistas, sean con poca o mucha ropa, despiertan el interés de medio mundo. Sus retoques estéticos crean escuela y por si le faltaba algo, su romance con Kanye West, su pedida de mano televisada y el nacimiento de su hija North West, terminaron de situarla en lo más alto del star system. Pero Beyoncé no está dispuesta a dejarla ganar tan fácilmente. La cantante decidió contraatacar desde el único aspecto en que las Kardashian no pueden hacer nada: el trabajo. Beyoncé orquestó un lanzamiento sorpresa de su disco, de nombre homónimo, y, encima, publicó 17 vídeos exclusivos para que los fans sufrieran un colapso nervioso. Rápidamente, los periódicos, las revistas y todo tipo de medios se hicieron eco de la noticia y las entradas para su próxima gira de agotaron en segundos. ¿Se quedó callada Kim Kardashian? Nop. La morocha levantó el teléfono, llamó a Anna Wintour y le pidió una portada para Vogue USA. Además, su gran boda en París con exclusivas, actuaciones de Lana del Rey y mucho, mucho lujo crearon tanta expectativa que el beso de la pareja (Kim-Kayne), vestidos de novios, que Kim colgó en su instagram se convirtió en segundos en la fotografía con obtener más 'me gusta' de la historia de la aplicación -ya supera, con crecer, los dos millones de likes-. Y aunque tuvieran una excusa para no asistir al evento, ¿qué pareja se perdió la boda del año? Sí, los Beyoncé-Jay-Z. Luego dirán que fue por casualidad y problemas de agenda, pero está claro que no querían cederles el protagonismo.

Una selfie como contra-ataque
Cuando pensábamos que ya nada podía hacerse para superar el éxito de los K&K, Beyoncé, en un ataque de rabia, decidió sacar la artillería pesada y compartir con todos sus fans una selfie de su busto. La fotografía, en blanco y negro, mostraba los generosos pechos de la cantante cubiertos por un sutil vestido semitransparente. Las redes sociales ardieron con el descaro de Beyoncé y los usuarios empezaron a compartir la imagen sin parar. Claro, la cantante no pudo evitar el pudor -o las advertencias de su corte de estilistas y representantes- y borró la fotografía, pero el daño ya estaba hecho. ¿Cómo seguirá esta guerra?

Anterior:

Curiosidades de 2NE1

Siguiente:

¡Hacé que la habitación tenga TU onda!

Noticias relacionadas

Deja un comentario