Ser bipolar

Parece que la palabra "bipolar" se puso de moda. Y la usamos sin tener idea de que realmente es un trastorno que afecta a muchísima gente y que necesita ser considerada por los médicos. Los famosos, como siempre te recordamos, son seres humanos y ellos tampoco escapan a lo que le puede suceder a cualquiera. En este informe te contamos sobre algunas celebrities que han sido diagnosticadas con este trastorno.

DATO
Estados de ánimo que van desde la alegría extrema hasta la depresión, ataques de ira, insomnio y pérdida del apetito son algunos de los problemas a los que se enfrentan las personas con Trastorno Bipolar.

CIFRA
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) este padecimiento afecta aproximadamente al 4 % de la población mundial y es la sexta causa de incapacidad laboral.

FAMOSOS
Son varios los famosos que han tenido esta enfermedad por años y la han escondido bajo problemas de alcohol, drogadicción o, incluso, interpretando a personajes locos, como forma de catarsis.

Catherine Zeta-Jones
En el 2011 la actriz fue ingresada por primera vez en un centro médico para tratar su bipolaridad. Al parecer este episodio se debió al estrés durante el año en el que su ex esposo, Michael Douglas, tuvo que luchar contra un cáncer de garganta fase 4. Este año Zeta-Jones también tuvo que volver a tratar esta enfermedad en una clínica para mantener su equilibrio. La actriz tiene trastorno bipolar II, que aunque no produce euforias notables, sí causa incoherencia en lo que habla. "No hay necesidad de sufrir en silencio o de sentirse avergonzado por pedir ayuda", ha dicho esta actriz.

Ben Stiller
El famoso actor de comedias, y quien ha interpretado personajes algo maniáticos, aceptó en una entrevista en el 2001: "Yo no he sido fácil. Creo que eso se llama manía depresiva bipolar. Tengo una historia muy rica de eso en mi familia. No estoy orgulloso del hecho de que pierdo mis cabales. A veces simplemente tú la jodes ("fuck up")". En algunas grabaciones, como la de la película Zoolander (la cual coescribió , actúo y dirigió), tuvo varios inconvenientes por este trastorno. Los padres de Ben, Jerry Stiller y Anne Meara, han hablado sobre la terapia de su hijo para el desorden maníacodepresivo que tiene. Su antecedente familiar más fuerte es el de su abuela, quien se suicidó, cuando su madre tenía 11 años.

Sting
Gordon Matthew Thomas Summer (Sting) ha declarado que durante los años que perteneció a la banda de rock The Police tuvo tendencias suicidas y era maníaco depresivo bipolar. Compuso la canción "Lithium Sunset", que habla del litio, la medicina para tratar este trastorno.

Carrie Fisher
La actriz que interpretó a la Princesa Leia en La Guerra de las Galaxias fue diagnosticada con trastorno bipolar a los 24 años. Ella pensaba que sus comportamientos anormales se debían a las drogas que consumía. Con el tiempo aceptó que era un trastorno y tuvo que acostumbrarse a la medicación. "La fase maníaca no es predecible (…) La última vez me corté el pelo, me hice un tatuaje y quise convertirme al judaísmo", escribió la actriz en su autobiografía Postales desde el filo.

Jim Carrey
Después de haber protagonizado Irene, Yo y mi otro yo, película en la que representa a un sujeto con varias personalidades, Carey confesó que sufre de depresión y conductas agresivas. Según declaró un amigo del actor en abril de 2010 a National Enquirer su ruptura con la modelo y actriz Jenny McCarthy fue causada por su estado psíquico.

Robert Downey Jr.
El protagonista de Iron Man y Sherlock Holmes fue internado en varios centros de rehabilitación y arrestado por uso de drogas y armas. Aunque el actor nunca ha aceptado que tiene este trastorno, su madrastra le dijo a la revista People que él había sido diagnosticado con síndrome bipolar.

Demi Lovato
Hasta que no se internó en el centro de rehabilitación para tratar sus cutting y desórdenes alimenticios, Demi no sabía que padecía de un trastorno de bipolaridad. "Mirando para atrás tiene sentido" ?le dijo a la revista People. "Había días en que me volvía tan maníaca que escribía siete canciones en una noche y permanecía despierta hasta las 5 o 6 de la mañana". Ahora, sin embargo, está bajo control médico y se siente de maravilla.

Chris Brown
El rapero y ex de Rihanna acaba de ser diagnosticado con trastorno bipolar y estrés post traumático, tras dejar un centro de rehabilitación.

Mel Gibson
El actor y director confesó por primera vez, en el documental "Acting Class 1977", que había sido diagnosticado con trastorno bipolar. Y utilizó muchas veces ese diagnóstico, según la psicóloga Carole Liberman, "para justificar sus arranques de violencia y de narcisismo".

Britney Spears
Cuando en 2008 se encerró en un hotel junto a su hijo, Jayden James, de un año, y luego fue internada en el Centro Médico Cedars-Sinai, de Los Ángeles, sus familiares explicaron que la princesa del pop padecía de un cuadro psicológico bipolar. Aunque no se hizo público su diagnóstico, los episodios maníacos que tuvo por años lo confirmarían.

Russell Brand
La ex pareja de Katy Perry ha sido diagnosticado con trastorno bipolar y trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD). El actor ha luchado contra la drogadicción y el comportamiento errático, cosa que ha logrado controlar con el diagnóstico y tratamiento. Admite que este desorden lo volvió inseguro.

Anterior:

7 cosas que sabemos sobre Sinsajo Parte 1

Siguiente:

La casa de Selena Gomez

Noticias relacionadas

Deja un comentario