“No participaría de un reality”

Luego de un año trabajando en Miami y dos en Bogotá, el acento porteño de Brenda Asnicar no ha salido indemne. Entre el neutro y el "cantito" colombiano, la ex Patito feo explica que sus amigas la cargan cuando atiende el teléfono y dice "aló", pero que, seguramente, después de un asado y unos mates volverá rápidamente a la "normalidad". Necesita aterrizar, está hace apenas unas horas en Buenos Aires y todavía no tuvo tiempo para cumplir con los ritos que suele proponer la amistad.

Sin embargo, Brenda no pierde nunca la sonrisa, contagiada de esa alegría caribeña con la que ahora convive. El motivo de este regreso -momentáneo- es la presentación de Cumbia Ninja, la serie juvenil que estrena segunda temporada hoy, a las 22, por la pantalla de Fox. Y, antes de seguir viaje rumbo a México para continuar con esa gira obligada de conferencias de prensa, fotos y entrevistas, la chica que supo componer a la malvada más adoraba por el público infantil se sentó a conversar con Personajes.tv acerca de su nueva vida lejos de la Argentina.

-¿El momento de salir a presentar un programa en agotadoras giras es la parte que menos disfrutás de ser actriz o no?

-Sí, puede ser? No es un agotamiento físico el que se siente, sino el cansancio de estar constantemente en movimiento. Pero entiendo que es muy importante la comunicación, hablar de la serie, contar de qué se trata, y también entrar en contacto con el público.

-¿Sentís que pudiste despegar del todo de Antonella, tu personaje en Patito feo?

-Mirá, siento que cuando los fenómenos ocurren… es muy difícil que me vean y no me relacionen con el éxito más grande que tuve en mi carrera, un programa que ha cruzado fronteras y se ha visto en muchos países alrededor del mundo.

-Pero vos buscaste salir de ese lugar y te fuiste a Miami…

-Sí, sentí la necesidad de hacer otras cosas. Sabía que Patito… me había abierto muchas puertas que no había explorado, pero que estaban abiertas para mí. En algún momento me di cuenta de que acá no estaba haciendo lo que quería, que no estaba en sintonía y ahí pensé en irme. Mi manager me dijo que era imposible, que era muy difícil trabajar afuera, pero yo estaba convencida de que no era así, que si quería hacerlo lo iba a conseguir. Ahí fue cuando me separé de mi representante y me pagué un pasaje a Miami para ir a hacer un casting…

-¿Y tu familia?

-Mi familia siempre me acompaña, son como mis ángeles guardianes que están para lo que sea. Ya tengo 22, estoy en edad de independizarme, y como trabajo desde muy chica ya he transitado un poco eso de "no estar", de viajar mucho por trabajo. Siento que fue muy necesario tomar esa decisión, porque si no me hubiera ido hoy no estaría en Cumbia Ninja. Todo se fue dando y fluyendo, como tiene que ser.

-¿Cuál es el mayor desafío que tuviste que encarar en esta segunda temporada?

-¡Hice de todo! Siempre me atraen los desafíos, y creo que los artistas necesitamos de ellos para sacar lo mejor de uno… o para arruinarlo todo. Son pruebas, son obstáculos, que se van presentando. En el caso de Cumbia Ninja, la producción que tiene montada nos ha exigido como actores, pero también hemos tenido que resolver las escenas de efectos especiales. Hay una, por ejemplo, en la que vuelco con mi auto; eso se grabó en un estudio, con un croma verde atrás y una grúa que giraba, yo agarrada? Todos esos son desafíos porque no había hecho algo así antes, era todo nuevo para mí. Interpretar escenas dramáticas también representa un desafío para mi.

-¡Juana, tu personaje, la pasa muy mal!

-Sí, sufre mucho. Y si uno tiene un personaje que tiene que sufrir, pero no consigue transmitir ese sufrimiento, se complica mucho. En mi caso personal, por ejemplo, jamás tuve que vivir una situación tan dramática de muerte, de pérdida personal, como para saber qué haría en un momento así. Entonces, tratar de buscar ese sentimiento dentro mío para poder transmitirlo fue muy arduo…

-¿Lloraste mucho?

-Sí, pero a veces no es necesario llorar para que la gente llore; eso siempre me lo decía mi profesora de teatro, Mónica Bruni. Lo importante es sentir ese dolor dentro tuyo como para poder expresarlo en tu cara, en tu mirada. Todo ese proceso es durísimo. Imaginate que la primera escena que tuve que grabar de la primera temporada era el funeral de mi familia; ahí pensé: "¡Qué lindo día para empezar a trabajar!". Básicamente, lo que tenía que hacer era llorar, angustiarme, parar media hora para que cambien las cámaras, volver a llorar, seguir manteniendo esa angustia…

-¿Cómo terminaste esa jornada?

-Muy cansada, por lo general cuando uno termina de grabar sabe si estuvo bien o estuvo mal, y fue muy duro porque uno moviliza internamente las cosas. Lo mismo me pasaba con las grabaciones en Las Cruces, que es un barrio muy populoso de Bogotá. En la historia, luego de que asesinan a mi familia, me voy a vivir a la casa de quien era la empleada de mis padres… Y nosotros entrábamos a una casa de verdad en ese barrio, veíamos reflejada la situación en la que viven millones de personas en Latinoamérica. Y cuando terminaban las grabaciones, volvía a mi lindo departamento y estaba muy movilizada, no podía desconectar tan fácilmente. Es casi imposible no conectar con esa realidad si tenés sentimientos.

-Tu hermano mayor es un férreo militante del Partido Obrero, ¿sentís puntos de contacto con él en esos momentos de sensibilidad social?

-Sí, y creo que todos tendríamos que comprometernos. Creo que Cumbia Ninja tiene que ver con eso, hasta el dragón es una gran metáfora dentro de la historia. Y me parece fantástico que Fox apueste a mostrar dentro de su pantalla no el "típico sueño americano". Eso ya lo experimenté con Patito feo, pero creo que el mundo cambió y todos los seres humanos estamos teniendo como una pequeña revolución personal cuando nos detenemos a pensar en lo que comemos, en la paz mundial y en el doble mensaje de que somos todos buenos pero vivimos bombardeando al de al lado. Como actriz, siento que siempre quise hacer un personaje así, trabajar en un lugar así…

-También tenés la posibilidad de cantar dentro de la serie?

-Sí, eso es maravilloso, porque desde que empecé, siempre hice programas musicales. No es algo que me propuse, se dio así.

-¿Estás viendo algo de televisión argentina?

-No mucho, más que nada cine? Vi Relatos salvajes y me encantó. ¡Aguante el cine argentino y Damián Szifrón! Miro Guapas, me gusta mucho la historia y las actrices son geniales, pero a decir verdad, no miro mucha tele.

-¿Sabías que Laura Esquivel está en Tu cara me suena por segunda vez?

-¡Sí! Y está fantástica, está haciendo un trabajo buenísimo. Me pone muy contenta que ella también esté construyendo. Ya pasaron 7 años de Patito…, y es muy loco como la vida te va llevando para distintos lados. Quedan como recuerdos borrosos, porque trabajamos tanto en esa época, grabando, en conciertos… Eramos como una familia, pero un día se terminó y cada uno siguió su camino. Me pone muy feliz lo de Laura porque es una persona muy talentosa, que se merece todo lo que tiene y más.

-¿Participarías de un reality así?

-Me encanta la música y me encanta cantar, pero no participaría de un reality y te digo por qué: yo no veo al arte como una competencia. El arte es muy subjetivo, y este tema de los jurados, que te digan qué hiciste bien y qué hiciste mal y la malicia que a veces ponen en la devoluciones?

-No te gusta…

-No me sometería a eso porque para mí el arte es sagrado. Participar de un reality fue lo primero que hice en mi vida, se llamaba Cantaniño y sufrí mucho. Cuando me cancelaron me dijeron: "Las estamos buscando altas y tetonas" y yo sólo pude llorar, para mí el mundo había terminado. Creo que los realities están exterminando a una generación de artistas, porque te dicen: "¡No, vos no podés, desafinaste, fuera!", y eso no es algo constructivo.

-¿Cómo está tu corazón?

– (Se ríe) Estoy muy feliz, es un momento de mi vida en el que estoy muy feliz.

-¿Acompañada?

-Muy acompañada.

-¿Por alguien en especial?

-Sí, todos los que me rodean son muy especiales (risas).

Fuente: La Nación (Gda)

Anterior:

La foto de Rufina con David Bisbal que… ¿indignó a Nicolás Cabré?

Siguiente:

¿Qué integrantes de 5SOS eran enemigos?

Noticias relacionadas

Deja un comentario