Laura Esquivel quiere grabar su propio disco

Sí, la cara de Laura Esquivel nos suena. Puede que no le hayamos seguido la carrera, o que no seamos grandes consumidores de televisión, pero hay algo en su rostro que resulta familiar, como esa gente que se conoce desde hace largo tiempo. Hablar con ella refuerza esa sensación, porque ella procura que no haya distancias aunque inevitablemente las haya.

Tiene apenas 20 años pero ha recorrido un largo camino desde aquellas primeras apariciones televisivas en un casting de talentos infantiles televisado. A ella le gusta cantar, actuar y bailar -como ahora-, sólo que por entonces todo estaba teñido del color de lo lúdico; hoy, Laura se toma su carrera muy en serio, se muestra muy enfocada en su formación y se define algo obsesiva al momento de buscarle el tono a los personajes que recrea, cada noche, desde el escenario de Tu cara me suena. "Igual este año aprendí a relajarme un poco, a divertirme más", le contó a Personajes.tv la ganadora de la primera temporada del reality de imitaciones de Telefé.

-¿Qué fue lo que te animó a decirle que sí a esta segunda temporada de Tu cara…?

-Me incentivó el hecho de estar haciendo un dúo, mucho más cuando me dijeron que mi compañero iba a ser Jey [Mammon]. Me encantó la idea, porque nos conocíamos de la primera temporada, tiene un humor muy arriba y una gran personalidad. Enseguida pensé que íbamos poder a armar cosas muy lindas, porque él es muy talentoso, y entendí que nos íbamos a complementar muy bien.

-¿Nunca te aburrís?

-La verdad que no, porque cambiás todas las semanas de personaje. Está lindo, la paso bien y puedo hacer lo que me gusta. No es poca cosa.

-¿Cuál fue el personaje que más te costó hacer?

-Este año fue El fantasma de la ópera, porque era lírico. Las últimas notas no están dentro de mi registro, porque solamente una cantante lírica puede cantar ese final sin lastimarse la voz. Hice todo lo posible para que parezca lírico y para llegar a la nota.

-¿Cuántas horas de ensayo tenés por semana para preparar cada número?

-En mi casa, ensayo un montón, antes y después del trabajo con los coaches. Y con los coaches tenemos más o menos media hora con cada uno, dos veces por semana.

-¿Sos muy obsesiva con el trabajo?

-Soy muy perfeccionista. Eso es un problema a veces cuando, por ejemplo, que no salgo de mi casa porque me quedo buscando el personaje; no paro hasta conseguirlo. Me obsesiono porque no me siento bien o cómoda si no me salen las cosas sobre el escenario. Pero aprendí a manejarlo, me di cuenta que necesitaba divertirme un poco más y dejé que fluya. Hay que aflojarle un poco a la obsesión.

-¿Y cómo es el proceso de transformación?

-El clip de transformación pasa rapidísimo, pero no es tan veloz todo. La gente piensa que te ponen la máscara y después salís al escenario, pero no es tan así… Si tu personaje necesita máscara, primero te ponen el pegamento y hay que dejarlo secar; después recién te pegan la máscara. Capaz que estás de tres a cuatro horas entre que te maquillan, te peinan y esperás que te cosan el vestido.

-¿Cómo se vive el espíritu de equipo? ¿Hay buena onda entre todos?

-Sí, hay linda química. Desde mi punto de vista, es muy lindo estar compartiendo un proyecto tan lindo con gente del ambiente tan distinta. Es mucho tiempo el que pasamos juntos, entonces pasan muchas cosas en los pasillos, charlamos, opinamos… Le tengo mucho cariño a Georgina [Barbarossa], es como una mamá que me aconseja, siempre desde un lugar muy lindo, con palabras cariñosas. También a Angelita [Torres], mi compañera de camarín. Me llevo bien con todos, igual.

-Este año surgieron muchas versiones de diferencias dentro de los participantes…

-¡Nada que ver! Nos reímos mucho de lo que se decía.

-¿No surgieron roces a partir del ingreso de Florencia de la V?

-Para nada. Flor es una gran artista de nuestro país, y yo entiendo que los medios quieren jugar un poco con eso de las peleas… Será que a mí no me interesa para nada ese tipo de juegos mediáticos y no me engancho porque no me interesa meterme en eso. Acá siempre hubo buena onda con ella, no pasó nada de lo que se habló.

-¿Sos de tener amigos en el medio?

-No tengo amigos en el trabajo, sólo buenos compañeros. La única relación personal que me llevé de un trabajo es mi novio (risas). Mis amigos de verdad son mis amigos del colegio, de toda la vida. Trato de llevar una vida completamente normal, el trabajo y lo personal son como dos realidades diferentes para mí.

-¿Cómo fue encontrar el amor en un productor de Tu cara…?

-Raro. Nunca pensé que iba a estar con alguien que trabajara en la tele, más que nada porque no quería estar metida siempre en lo mismo, hablar de lo mismo, llevar el trabajo a casa… Pero bueno, después me fui dando cuenta que tampoco tiene que ser tan así, que hay personas con las que trabajás que te entienden, que conocen tu trabajo, que te sabe despejar. Es como cualquier relación, estoy muy contenta.

-¿Qué otras cosas te "regaló" tu participación en este programa?

-Bueno, creo que la posibilidad de que la gente conozca una faceta distinta de mi trabajo. Si bien Patito feo me abrió las puertas a hacer lo que me gusta, a estar presente en la cabeza de la gente, después obviamente estaba ansiosa por saber qué iba a venir pero tampoco me apresuré… Yo terminé Patito… con las giras por Latinoamérica, a los 15. A esa edad vas viendo lo que va surgiendo, no estás tan segura de hacia donde vas a dirigirte.

-¿Cómo recordás la época de Patito…?

-Con mucha felicidad, porque fue un proyecto que quise mucho, que me permitía bailar y cantar, compartir con mis compañeros, viajar. Fue muy fuerte y viví ese momento a full, siempre acompañada de mis papás.

-En aquél momento se hablaba de una cierta rivalidad con Brenda Asnicar, tu contrafigura…

-Todo el mundo me pregunta si realmente nos llevábamos mal como en la historia, pero la verdad es que teníamos la mejor. Hace muchísimo que no hablo con ella pero sé que está trabajando muy bien y que está hace mucho en Colombia, y me pone muy feliz que haya encontrado un camino y que lo esté disfrutando.

-¿Nunca te sentiste presionada a volver al éxito?

-Para nada. Por suerte, mis padres me escucharon y trataron de entenderme. Siempre me dijeron, de hecho, que primero terminara el colegio y después hiciera lo que quisiera, que estudiara o trabajara de lo que me gusta. De hecho arranqué la facultad tres veces y dejé para ponerme a trabajar, no pude seguir.

-¿Qué habías empezado?

-Arranqué Administración de empresas en 2012, pero dejé porque me salió una conducción infantil en Italia; al año siguiente, arranqué con Gestión de Medios y Entretenimientos, pero dejé porque salió lo de Los locos Addams. Y este año pensaba hacer Decoración de Ambientes y Exteriores con la idea de aplicarla a algo a futuro, en paralelo a lo artístico, pero tampoco pude seguir.

-¿Pensás en dejar el espectáculo en algún momento?

-Tengo muy en claro que, cuando forme una familia, me voy a tener que alejar un poco de la industria. Trataré de acomodar los tiempos de alguna manera, y espero poder hacerlo, pero si no lo consigo voy a buscar por otro lado, porque voy a priorizar otras cosas. Por eso el momento de estudiar me parece que es ahora. Además, no podría vivir haciendo siempre lo mismo, soy como muy cambiante.

-¿Qué podés contarnos del proyecto que estás preparando para el año que viene?

-Me llamó Gustavo Yankelevich para hacer un piloto de un programa infantil, pero no puedo contar mucho. Sólo puedo decir que va a ser una conducción infantil con música y baile para chicos, y que me haya convocado él para mi es como un sueño enorme, porque mis pasiones empezaron viendo los programas que producía junto a Cris Morena. Y mirando mucho más para adelante, quiero concretar algo que siempre voy pateando, que es grabar mi propio disco.

-¿Cómo te lo imaginás?

-Me gusta mucho el rock, la música country y un poco de pop también, pero no tan electrónico sino más bien acústico. Lo que necesito es tener un año libre, porque quiero hacerlo bien, no quiero que sea tan comercial sino musicalmente bueno. Por el momento compongo y, cuando llegue el momento, ya tendré algo de material con el que ponerme a trabajar.

-También fuiste convocada para participar por segunda vez de Primeras Damas del Musical…

-¡Sí, estoy feliz! Entiendo que no suelen convocar dos años seguidos a las mismas cantantes o actrices, asi que cuando me llamaron me puse muy contenta. Ya tengo canción, pero no puedo contar nada porque es sorpresa.

Fuente: La Nación (gda)

Anterior:

Primera salida oficial de Lea y su novio

Siguiente:

Nick Jonas piensa en el casamiento

Noticias relacionadas

Deja un comentario