Se viene el verano y ¡no quiero extrañarlo tanto!

Se viene el verano y no vas a ver al chico que te gusta? Se van a separar por lo menos un par de meses y eso te parece ¡el fin del mundo! Pero ¿sabés qué? ¡la vida sigue y tenés que disfrutar muchísimo de tu tiempo libre! Así que prestá atención a esta nota que te va a ayudar un montón.
Puede que sea tu novio o tan sólo ese chico que te encanta del cole y con el que te mandás mensajitos o miradas en los recreos. Lo cierto es que van a estar separados y eso a vos ¡te mata! Tus amigas se ríen y parece que no te entienden por qué estás sufriendo tanto.

Acá van algunos secretos para que puedas pasar un verano espectacular sin estar tachando los días que faltan para reencontrarte con él.

-Cambiá de look. Cambiar renueva y más cuando tenés meses para arreglarte si lo que te hiciste no te gusta. Así que ponete las pilas e investigá para ver qué te queda mejor: cortate el pelo, teñite, hacete rulos o cerquillo? Lo que se te ocurra, ¡todo vale! ¡Dale, animate! ¡Seguro te queda re lindo!

-Alejate de Internet. Eso sólo hace que estés pendiente de lo que está haciendo tu chico, ya sea por él o a través de amigos en común. No da. Te quita tiempo y energía para volcarla en otras cosas. Y cuando te quieras acordar es hora de comenzar las clases y vos te la pasaste ¡chequeando sus estados de Facebook o Twitter! Buuu!
-Hacelo saber que también pensas en él. Si te da, cada tanto mandale un mensajito preguntándole por sus vacaciones y cómo está pasando. ¡Pero ojo! Nada de llenarle la casilla de mensajes ni de declararle todo lo que lo extrañás. No te olvides que la idea es que te acordás de él no de que te estás muriendo sin verlo.

-Siempre lista. Estate siempre divina por las dudas. En verano te podés llegar a encontrar con cualquier persona en cualquier lado, así que no vale estar hecha un desastre y descuidarse sólo porque él no va a estar. ¿Mirá si justo lo invita un amigo al mismo balneario que estás vos y te lo encontrás?

-Compartí tiempo con tus amigas. Ellas van a hacerte vivir momentos únicos llenos de risas y también de sus propias preocupaciones, y de esa manera no estás tan centrada en vos y en tu chico.

-¡Extrañarse hace bien! Obvio que a nadie le gusta extrañar, pero lo cierto es que hace súper bien porque ayuda a valorar al otro. Cuando nos acostumbramos a verlo siempre a veces olvidamos lo importante que es para nosotras, pero el extrañarlo ayuda a revivir todo lo que sentimos por él. Y lo mejor: que él nos extrañe va a ayudar a que piense todo el tiempo en vos y se muera de ganas de verte de vuelta en el cole.
-¡Ponete linda! Ahora que ya sabés que él se va a morir por reencontrarse contigo, dale una sorpresa. Tomá sol (pero con protección alta porque el sol está muy fuerte, salí a caminar o a correr para despejar tu cabeza y de paso, cuidás tu salud.
-Aprendé algo nuevo. Puede ser una técnica de manualidad, o un deporte. Si estás en un balneario, capaz algún deporte acuático esté súper copado. La adrenalina es espectacular cuando la cabeza está saturada.

-Aprovechá el tiempo libre. Jugá a las cartas si llueve, o juntá caracoles si está linda la playa. Es TU tiempo de disfrutar y si lo empañás con sentimientos feos luego te vas a arrepentir. También él se va a dar cuenta que no es el ombligo del mundo, que vos tenés vida aparte de su presencia y que podés pasarla bárbaro aún estando lejos.

Anterior:

¡Peinado Glam!

Siguiente:

¿Por qué agradecer?

Noticias relacionadas

Deja un comentario