Brenda Asnicar: No me siento a esperar al príncipe azul

Atrás, muy atrás quedó la imagen adolescente con la que la conocimos en Patito feo. Hoy, a Brenda Asnicar (25) se la ve sexy, pero por sobre todo muy relajada y segura de sí misma. A tres años de haberse instalado en Colombia, donde filmó la serie Cumbia Ninja, la actriz y cantante regresó a la Argentina para sumarse al elenco de Por amarte así, la nueva ficción que protagonizan Gabriel Corrado y Catherine Fulop.
-¿Cómo fue volver a trabajar con Gastón Soffritti después de casi 10 años?

-Muy emocionante. Después de tanto tiempo, es muy lindo darnos el lujo de poder hacerlo. El es muy talentoso, tiene mucho oficio, siempre se sabe la letra, es responsable y coopera. Es hermoso laburar con él. Lo quiero mucho. Sé que vamos a ser amigos durante años. Ahora que volvimos a grabar juntos surgen anécdotas que ya ni me acordaba.

-¿Por qué decidiste regresar a la Argentina para filmar una novela?

-Me gustó mucho la historia de la tira, me pareció muy interesante. Me encantó la idea de poder trabajar de vuelta en mi país, de estar en la ciudad, visitar familia y amigos. No estaba en la pantalla argentina desde hace años y la verdad que volver es muy emocionante.

-¿Qué extrañabas de Buenos Aires?

-¡Todo! La comida, obvio. Extrañaba los afectos, la gente de acá, el estar en estas calles. Aprendí a ver a Buenos Aires con otros ojos. Cuando me fui tenía 20 años y era una adolescente loca. Ahora, volví más adulta habiendo crecido y valorado muchas cosas.

-¿Qué imagen tienen los colombianos de los argentinos?

-Tienen una determinada visión sobre nosotros, en algunas cosas aciertan y en otras, no. Dicen que somos muy agrandados, que nos creemos lo máximo. Tienen razón, es la verdad. ¡Somos lo máximo! [Risas] Creo que se nos malinterpreta… También dicen que tenemos los mejores asados y los mejores vinos.

-¿Notaste alguna diferencia respecto a cómo se hace ficción allá?

-El uso del neutro. Llegué acá y no paraba de hablar en neutro. En general, es muy parecido. Encontrás gente muy talentosa, pero también te cruzás con otros que no son tan geniales. Acá pasa lo mismo: hay personas que saben contar historias y gente que no labura tan bien. Mis experiencias laborales en ambos países fueron super buenas y fui muy feliz.

-¿Hasta cuándo te quedás?

-En principio vine sólo por tres meses, a grabar Por amarte así. Me voy en diciembre, pero voy a estar yendo y viniendo.

-¿Tenés otros proyectos?

-Estoy armando mi disco y quiero darle el tiempo que merece. Hacer música y televisión a la vez es imposible. Me viene bien un tiempo en mi ciudad, conocer gente e inspirarme para hacer mis canciones.

-¿Sos de estar pendiente de las repercusiones de tus trabajos?

Sí, pero hoy en día el tema del rating es medio relativo. Internet y las redes sociales no se miden por IBOPE.

-¿Cómo te sentís con las críticas que recibís?

-Depende de lo que digan, las positivas me resultan copadas, pero tampoco es que las obsecuencias me hacen sentir feliz. En tanto, a las críticas negativas, algunas son realistas y otras son destructivas. Esas duelen, la verdad. Es como cuando ves a alguien tirado en el piso y lo pateás en lugar de ayudarlo a levantarse. ¿Qué sentido tiene hacer eso?

-Hace mucho que no se te conoce ningún amor, ¿estás en pareja?

-No, pero estoy muy contenta. Todavía no encontré a “la persona”, pero no me siento a esperar al príncipe azul, soy una mujer trabajadora, independiente. Tengo el corazón super ocupado de cosas lindas.

Fuente: La Nación/Gda

Anterior:

Pink está otra vez embarazada

Siguiente:

Luis Suárez recibió la visita de Justin Bieber

Noticias relacionadas

Deja un comentario