Emma Watson contó por qué dudó en aceptar el protagónico de La Bella y la Bestia

La actriz Emma Watson es un referente ineludible si de lucha por la igualdad de género se refiere. Por lo tanto, cuando le propusieron protagonizar la remake de La Bella y La Bestia, la joven tuvo sus reservas e incluso dudó en aceptar. ¿El motivo? La forma en la cual la historia podía ser abordada, con el Síndrome de Estocolmo – el estado psicológico en el que la víctima de secuestro desarrolla una complicidad con su secuestrador – como referencia insoslayable.

En una honesta charla con Entertainment Weekly, Watson aludió al tópico sin pruritos: “Fue algo que pensé mucho en el comienzo, en todo lo referente al síndrome y a cómo las víctimas pueden enamorarse de sus captores” recordó la actriz, pero hizo una salvedad: “Bella discute con la Bestia constantemente y no siempre está de acuerdo con él, no tiene las características propias del Síndrome de Estocolmo porque mantiene su independencia y su libertad de pensamiento”.

Asimismo, Emma asegura que su personaje no siente que merece lo que le pasa sino que lucha contra ello: “Ella es desafiante al punto de que puede decirle a Bestia ‘si pensás que voy a cenar con vos y ser tu prisionera, bueno, no será así en absoluto'” remarcó Watson.

La Bella y la Bestia es una remake live-action del film animado de Disney, dirigida por Bill Condon y protagonizada por Watson y Dan Stevens como su contrafigura.

Fuente: La Nación(Gda)

Anterior:

¿Qué se niega a hacer Vale Gau en sus videos?

Siguiente:

Lauren Jauregui ¿ataca a Camila?

Noticias relacionadas

Deja un comentario