La bella apuesta de buscar lo increíble

Aun cuando duerme, Gigi Hadid sigue sumando seguidores en las redes sociales. Sin siquiera tocar un botón, caen como las fichas de una máquina de slots. Y las cifras se disparan cuando la modelo recorre una pasarela, presenta alguna colección, da una entrevista o, simplemente, sale de paseo por su adoptiva Nueva York. Solo en Instagram, su red “estrella”, tenía al cierre de esta edición 35,2 millones de seguidores, 2.474 publicaciones e ingresos por 120 mil dólares por posteo. De hecho, esta joven estadounidense de apenas 22 años y origen palestino-neerlandés ya está entre las diez personas que más dinero hacen allí, donde aprendió a resistir las críticas y a disfrutar de los elogios. Gigi, cuyo verdadero nombre es Jelena Noura, sin duda pertenece a esa generación de insta-models, una marca propia que cada vez cotiza más alto.

“Garantizan una exposición a millones de fans y potenciales consumidores, lo que atrae contratos de importantes firmas y suma algún cero a sus tarifas. Las redes son su hábitat y las usan con una naturalidad que a muchas modelos de generaciones anteriores les resulta inalcanzable”, escribió sobre ella la revista Telva, para explicar un fenómeno que también incluye a las hermanas Kardashian y Cara Delevingne. Sucede que Gigi creció a la par que Instagram y Twitter. Al comienzo, creó un canal llamado “Ask Gigi”, donde contestaba preguntas del tipo: ¿Cuál es tu helado favorito?. Aunque en los últimos años también sumó Snapchat, el medio preferido de los millennials, sigue siendo en la red de la camarita donde su influencia se dispara.

Ir hasta sus primeras publicaciones es viajar a la época de estudiante de High School, donde se mostraba en clase y con sus compañeros. “Creo que por haber crecido con ello, siempre he sido fiel y sincera. Nunca he podido fingir y ha sido fácil, porque siempre he dicho lo que quería decir, he mostrado las fotos que quería publicar”, dijo tras volverse una figura masiva, en 2016. Hoy, las redes sociales son una parte importante de su vida, pero también de su trabajo. “Publico las cosas que me gustan y digo lo que quiero decir a mis seguidores. No quiero que piensen que estoy fingiendo ante ellos y trato de venderles algo. Por ejemplo, si publico fotos de mi colección para Tommy, es porque estoy realmente emocionada con ello. Pero no es solo vender o patrocinar, se trata simplemente de publicar fotos que me ilusionan o me hacen feliz,”.

Gigi hace referencia a una colección “cápsula” que presentó el año pasado junto al gigante Tommy Hilfiger y que, de cierto modo, marcó el comienzo de su vida adulta en el modelaje. Porque, en realidad, ella arrancó bastante antes. Fue descubierta por Paul Marciano, de Guess, cuando tenía solo dos años. Hizo campañas para Baby Guess y Guess Kids, pero luego puso su carrera en stand by para poder tener una niñez lo más normal posible. Además, dedicó buena parte de su tiempo a la equitación y el voleibol, sus otras pasiones, con las que llegó a competir a nivel casi olímpico. En esa decisión también tuvo mucho que ver su madre, la exmodelo Yolanda Foster, famosa por su papel en The Real Housewives of Beverly Hills. Fue ella quien le aconsejó no firmar contrato con ninguna agencia de modelos hasta tener 17. A Gigi le llevó tiempo entender la actitud de su madre, pero hoy la agradece y admite que todavía añora a sus compañeras del equipo de voleibol y a sus caballos. “Estoy agradecida de haber podido tener esas experiencias e ir al liceo”, reflexiona.

Finalmente a los 17, en 2011, firmó con IMG Models. Al año siguiente fue nombrada imagen de la campaña de Guess —grifa con la cual ya ha hecho tres campañas de “adulto”— y en febrero de 2014 debutó en la New York Fashion Week, caminando en la pasarela de Desigual. La incorporación de Gigi a IMG Models no es casual sino una deliberada decisión de su director, Ivan Bart: “Ella entra a un salón repleto de gente y se puede sentir su presencia. Todo el mundo se pregunta “¿Quién es ella?” No me puedo resistir cuando alguien como ella se cruza en el camino… Tengo buenas expectativas sobre esta chica”, dijo tras incorporarla.

Con los años, el presentimiento de Bart se volvió realidad. En 2015 participó por primera vez en el Victorias Secret Fashion Show, en 2016 fue la musa de su propia colección para Tommy Hilfiger llamada TommyXGigi y en 2017 Mattel creó una Barbie para presentar la segunda colección de la grifa, que imita los aspectos físicos de la modelo, luciendo una camiseta con el logotipo de la marca y shorts.
Gigi es una chica cien por ciento californiana (nació en Los Ángeles) y eso se nota no solo en su estilo, sino también en la imagen que da. Lejos de la extrema delgadez y la cara lavada, ella explota sus curvas y marca los rasgos de su rostro sin escatimar en maquillaje. Si bien ya mezcló pasarela con diseño, más de una vez ha dicho que no entró al modelaje por la ropa sino por los fotógrafos, sus verdaderos ídolos. Para el lookbook de la colección para Tommy trabajó con Mikael Jansson, uno de los autores de editoriales más reputado de la industria. “Mikael es alguien que proyecta mucha tranquilidad y muy buena energía”, contó.

Como muchas de sus colegas, ya ha tenido más de un ofrecimiento para actuar, aunque Gigi prefiere ser cauta y selectiva. “Me gustaría hacer una o dos películas en mi vida, pero necesitaría aprender mucho (…). No me gustaría aparecer en cinco películas interpretando a la típica modelo tonta en todas y cada una de ellas”. En su tiempo libre disfruta de la cocina y de Nueva York, una ciudad a la que le costó adaptarse. Haber sido atleta de competición le enseñó, de algún modo, que la imperfección ayuda a seguir mejorando. Su padre, el empresario Mohamed Hadid siempre le decía que “lo bueno es enemigo de lo increíble”. Y ella coincide: “Siempre se puede mejorar”.

MÚSICA, DEPORTE, PAREJA Y HERMANAS.
Música.
Aunque no persigue una carrera en la actuación, Gigi Hadid participó en varios videos musicales. Uno de los primeros fue en el clip de Surfboard, un tema del australiano Cody Simpson, quien fue pareja de la modelo en 2014. Más adelante formó parte del video de How Deep Is Your Love, de Calvin Harris. En 2015 mantuvo una relación con el artista Joe Jonas durante cinco meses. Hoy está en pareja con el cantante Zayn Malik, ex One Direction.

Deportes.
La mudanza a Nueva York implicó dejar los caballos y el voleibol. “Iba al gimnasio y no me gustaba, por eso, comencé con el boxeo y se convirtió en un deporte en el que quería ser mejor y superarme, aprender sobre él”, contó. Hoy sigue con los guantes puestos.

Hermanos.
Gigi tiene dos hermanos: Bella y Anwar, y dos medias hermanas llamadas Marielle y Alana. Con Bella, comparte su pasión por los caballos y, más recientemente, también el disfrute por el modelaje. Sin embargo, Gigi dice que son muy diferentes, “el día y la noche”. Bella es más clásica y ella más casual-chic. “Valoro más sentirme cómoda, soy más de sport-casual. Me encanta mezclar marcas alta gama con otras más asequibles, me parece muy divertido”. dijo a Telva.

FUENTE: El País

Anterior:

Conocé a los actores que se incorporan a 13 Reasons why

Siguiente:

Lali Espósito y unas picantes declaraciones sobre Mariano Martínez

Noticias relacionadas

Deja un comentario